“Como mi amiga estaba en el hospital, acogí a su hija por un tiempo. Cuando mi suegra se enteró de que la hija de mi amigo vivía en nuestra casa, vino inmediatamente y provocó un escándalo”

Cuando me estaba preparando para ir a casa, la madre
de mi esposo me llamó y me preguntó qué había planeado para cenar.
Me advirtió que nuestro hijo no podía comer carne de cerdo y
mencionó que la tienda cercana tenía pollo a la venta.
Ella me ordenó que no comprara carne de cerdo y que en

“Como mi amiga estaba en el hospital, acogí a su hija por un tiempo. Cuando mi suegra se enteró de que la hija de mi amigo vivía en nuestra casa, vino inmediatamente y provocó un escándalo”

su lugar comprara pollo. Estaba en medio de mi trabajo
y su llamada fue una interrupción, pero no quería discutir,
así que dije: “Tengo una memoria impecable para todo,
Hanna Volodymyrivna. Por favor perdóname, pero tengo cosas que hacer”.

“Como mi amiga estaba en el hospital, acogí a su hija por un tiempo. Cuando mi suegra se enteró de que la hija de mi amigo vivía en nuestra casa, vino inmediatamente y provocó un escándalo”

Mi marido y yo hemos estado casados durante cuatro años.
Durante este tiempo, su madre no se ha perdido ni un
solo día de nuestras vidas. O visita nuestra casa con
frecuencia o me llama por teléfono para darme instrucciones.
Tuve la sensación de que no me casé con él; Me casé con su madre.

Él siempre había sido un niño de mamá, pero no tenía idea
de cuán controladora podía ser ella. “¡Myshko, ya eres
un adulto! ¡Tienes tu propia familia! ¿Por qué no le
explicas a tu mamá que necesitas espacio? ¿Por qué no le dices que no?

“Como mi amiga estaba en el hospital, acogí a su hija por un tiempo. Cuando mi suegra se enteró de que la hija de mi amigo vivía en nuestra casa, vino inmediatamente y provocó un escándalo”

«Esa es mi mamá; No puedo tratarla así”, respondió.
A pesar de nunca invitarla, estuvo presente en todas
nuestras reuniones. Cada vez que ella venía,
tenía que poner una mesa especial. Una pizza normal no era suficiente.

Una vez, mi amiga sufrió un terrible accidente automovilístico
y pasó mucho tiempo en el hospital, dejando a su pequeña hija,
Lerochka, sin supervisión. Inmediatamente decidí acoger a la chica.
Myshko, al parecer, no puso objeciones cuando se lo conté por teléfono.
Por supuesto, me preocupaba cómo se desarrollaría
nuestra relación con otra persona en la casa.

“Como mi amiga estaba en el hospital, acogí a su hija por un tiempo. Cuando mi suegra se enteró de que la hija de mi amigo vivía en nuestra casa, vino inmediatamente y provocó un escándalo”

Pero mis preocupaciones eran infundadas. Myshko acogió a la
niña en su corazón. Cuando llegó a casa del trabajo, trajo globos
y un gran osito de peluche. Todo iba bien entre nosotros
hasta que mi suegra se enteró de que la niña vivía en nuestra casa.
Tan pronto como se enteró de que la hija de mi amiga se quedaba
con nosotros, vino y armó un escándalo. Le gritó a mi marido y
lo llamó egoísta. Ella afirmó que él no podría tener hijos
mientras ella estuviera viva porque podría ser necesario en cualquier momento.

“Como mi amiga estaba en el hospital, acogí a su hija por un tiempo. Cuando mi suegra se enteró de que la hija de mi amigo vivía en nuestra casa, vino inmediatamente y provocó un escándalo”

«No puedo abandonar a mi madre por el hijo de otra persona», dijo.

A pesar de esto, decidí tomar medidas. Por la noche empaqué sus
cosas y le pedí que se fuera. Unas horas más tarde, mi suegra
llamó y empezó a mendigar. Me alegro que haya funcionado de esta manera.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Pagina-interesante