El conserje del parque de atracciones salva al niño perdido: su padre, el magnate, le propuso matrimonio una semana después

Cuando Mónica estaba en una relación con su exnovio Carlos, mantuvo
oculto su trabajo como limpiadora en un parque de diversiones cercano
por vergüenza. Sin embargo, cuando descubrió la verdad, su relación terminó.

Al recordar los tiempos difíciles en los que tuvo que dejar la universidad
para trabajar como conserje para cuidar a su madre enferma, Daniela,
Mónica continuó trabajando para cubrir las facturas médicas después del fallecimiento de su madre.
El conserje del parque de atracciones salva al niño perdido: su padre, el magnate, le propuso matrimonio una semana después

Después de su ruptura con Carlos, Mónica casi perdió la esperanza de
encontrar el amor y perseguir sus sueños. Un día, en el parque de diversiones,

se encontró con un niño llamado Jesús que había perdido a su madre.

Ofreciéndole su abrigo, Mónica sugirió buscar a la madre del niño y le propuso
comer en un puesto de perritos calientes. Preocupada,
preguntó por la aparición de los padres de Jesús al anochecer.

El conserje del parque de atracciones salva al niño perdido: su padre, el magnate, le propuso matrimonio una semana después

“Mi madre es rubia y extremadamente atractiva”, dijo Jesús. «Y mi padre es alto y delgado».

“¿Tus padres todavía están juntos?” Mónica preguntó.
“Sí, pero… a veces parece que mamá ya no nos quiere”, suspiró Jesús, tocando a Mónica.

“No dejes que nadie te haga sentir que no mereces amor”, le aseguró.
«Gracias. ¿Por qué trabajas aquí, luciendo tan hermosa? preguntó el chico.

“Siempre soñé con ser médico, pero no lo logré”, compartió Mónica.
“Serías un excelente médico. Quizás todavía tengas tiempo”, respondió el niño.

El conserje del parque de atracciones salva al niño perdido: su padre, el magnate, le propuso matrimonio una semana después

Cuando Mónica llevó al niño a la estación, una mujer los recibió.
“Jesús, ¿dónde has estado?” ella preguntó.
“Estaba perdido y no pude encontrarte. Esta señora me ayudó”
, respondió Jesús. Apareció Jacobo.

«¿Qué está sucediendo? ¡Jesús, estás bien! dijo Jacobo.
El niño explicó que simplemente estaba perdido.
“No me digas otra vez que estuviste con Danilo”, dijo Jacobo
volviéndose hacia Natasha. Ella permaneció en silencio.

El conserje del parque de atracciones salva al niño perdido: su padre, el magnate, le propuso matrimonio una semana después

“¿Puedo invitarte a cenar como agradecimiento por cuidar a mi hijo?”
-le sugirió Jacobo a Mónica. Ella estuvo de acuerdo, aunque se sentía nerviosa.
“No te preocupes, por favor. ¿Quién soy yo para juzgar? Soy conserje
en un parque de diversiones y soñaba con ser médico, pero el
destino me tomó de otra manera”, aseguró Jacobo.

“Es realmente injusto que Natasha te haya mordido a ti y a Jesús.
Ambos son personas maravillosas que merecen algo mejor”, expresó Mónica.
Jacobo le ofreció trabajo a Mónica y le dijo: “¿Puedo ofrecerte un
trabajo? Necesitamos una niñera para Jesús y estoy
dispuesta a pagarte más que en el parque”.

El conserje del parque de atracciones salva al niño perdido: su padre, el magnate, le propuso matrimonio una semana después

A pesar de las dudas iniciales, Mónica finalmente accedió y, con el
tiempo, revelaron sentimientos compartidos. Durante un día en el
parque, Jacobo propuso y reconoció: “Entiendo que esperar puede
ser un desafío. Sin demora, ¿serás mi esposa, futura doctora?
Mónica exclamó alegremente: “¡Sí, un millón de veces sí!”
mientras lágrimas de felicidad corrían por su rostro.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Pagina-interesante