El pequeño niño chino subió al escenario y empezó a bailar. Hizo reír al juez y al jurado… Vídeo.

En una bulliciosa ciudad de China, se está llevando a cabo un animado espectáculo
de talentos que atrae a artistas de todas las edades y orígenes deseosos de mostrar
sus habilidades. Entre ellos se encuentra un chico tímido y modesto llamado Ming,
cuyo amor por el baile brilla a pesar de su comportamiento tímido.

El pequeño niño chino subió al escenario y empezó a bailar. Hizo reír al juez y al jurado… Vídeo.

Cuando Ming sube al escenario, su corazón late con emoción y nervios, pero su
determinación de compartir su pasión con el mundo supera sus miedos.

Con una respiración profunda, comienza a moverse al ritmo de la música, sus movimientos
son vacilantes al principio pero se vuelven más audaces con cada momento que pasa.

A medida que la música aumenta y la confianza de Ming crece, desata una ráfaga de
movimientos de baile que son tan alegres como contagiosos. Su rostro se ilumina con
una sonrisa radiante mientras gira y gira por el escenario, cautivando al público
con su inagotable energía y entusiasmo.

El pequeño niño chino subió al escenario y empezó a bailar. Hizo reír al juez y al jurado… Vídeo.

A medida que la actuación de Ming alcanza su clímax, la hilaridad llena el auditorio
mientras el juez y el jurado no pueden contener su divertida admiración por sus
adorables travesuras.

La energía contagiosa de Ming se extiende por toda la audiencia, y pronto toda la
sala aplaude y aplaude al ritmo de su baile.

El pequeño niño chino subió al escenario y empezó a bailar. Hizo reír al juez y al jurado… Vídeo.

En ese momento, Ming se da cuenta de que su pasión por la danza tiene el poder de
traer alegría y risas a los demás, y baila con aún mayor fervor, poniendo todo su
corazón y alma en cada movimiento.

Mientras las notas finales de la música se desvanecen, Ming hace una reverencia,
con el corazón rebosante de orgullo por haber compartido su talento con el mundo.

El pequeño niño chino subió al escenario y empezó a bailar. Hizo reír al juez y al jurado… Vídeo.

Y cuando baja del escenario, sabe que no importa cuál sea el resultado de la
competencia, ya se ha ganado los corazones de todos los que presenciaron su
alegre actuación.

Evaluación

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Pagina-interesante