El vagabundo devolvió el cheque de 10.000 dólares al propietario. El final de la historia es sorprendente

Elmer Álvarez no tenía hogar y deambulaba por Church Street en New Haven, Connecticut.

Una vez, en uno de estos «paseos», un hombre vio un trozo de papel en
el suelo. Sin sospechar nada, lo recogió y ¡este “papelito” resultó ser un cheque por 10 mil dólares!
El vagabundo devolvió el cheque de 10.000 dólares al propietario. El final de la historia es sorprendente

La mayoría de la gente en el mundo lo habría tomado como
un regalo del destino, pero Elmer lo hizo de otra manera…

En el cheque se podía ver el nombre y apellido del propietario.

Álvarez acudió a un amigo suyo, que tenía una casa, para buscar a la mujer en Internet.

El vagabundo devolvió el cheque de 10.000 dólares al propietario. El final de la historia es sorprendente

Resultó que ella era la dueña de una agencia inmobiliaria.

Elmer llamó a Hoski y concertaron una cita.

Ese mismo día, el hombre devolvió el cheque. Decir que Roberta se
sorprendió es no decir nada. Ella quedó muy conmovida por el acto
del vagabundo. Ella le contó la historia de su vida,
que ella también había estado sin hogar.

El vagabundo devolvió el cheque de 10.000 dólares al propietario. El final de la historia es sorprendente

«Pero luego aprendí y pude construir mi propio negocio».

Roberta llevó a Elmer a estudiar gratis a su escuela de bienes raíces.
Y además le dio un generoso bono. Y luego, su empresa le
proporcionó alojamiento gratuito y le pagó un curso de inglés.

El vagabundo devolvió el cheque de 10.000 dólares al propietario. El final de la historia es sorprendente

Al devolver el cheque, Álvarez ni siquiera contaba con tal regalo del
destino. Pero definitivamente se dio cuenta de que había recibido
una gran oportunidad para cambiar su vida. «Los ángeles no sólo
viven en el cielo, sino también en la tierra», dice el hombre.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Pagina-interesante