En 2014, una fotografía de estos bebés que luchaban contra el cáncer dio la vuelta al mundo. Y así, 3 años después, recrearon esta imagen…

Las fotógrafas Laura Scantling y Christy Goodger tuvieron la oportunidad de tomar
una foto muy inusual y conmovedora de tres niñas de Oklahoma. Mostraba a Rian Franklin,
de seis años, Ashley Peters, de cuatro, y Riley Huey, de tres, con finos vestidos de
muselina, abrazándose como hermanas. Los tres bebés estaban unidos por una desgracia
común: tenían cáncer. No es de extrañar que la historia y las heroínas de esta foto
no dejen indiferente a nadie…

En 2014, una fotografía de estos bebés que luchaban contra el cáncer dio la vuelta al mundo. Y así, 3 años después, recrearon esta imagen…

Para Laura todo en esta sesión fotográfica fue especial y muy personal. Su padrastro
murió de cáncer de pulmón, perdiendo la batalla contra la enfermedad, y la amiga de
la señorita Scantling perdió a su hijo recién nacido a consecuencia del cáncer.

Un año después, Laura se tomó una nueva foto con las mismas tres chicas. Esta vez,
los ojos de los tres estaban abiertos y miraban directamente a la lente, como
simbolizando la victoria sobre la enfermedad y el hecho de que ahora pueden mirar
hacia el futuro sin miedo.

En 2014, una fotografía de estos bebés que luchaban contra el cáncer dio la vuelta al mundo. Y así, 3 años después, recrearon esta imagen…

Y un año después apareció una tercera fotografía, en la que las amigas tenían su
primer retrato.…

En 2014, una fotografía de estos bebés que luchaban contra el cáncer dio la vuelta al mundo. Y así, 3 años después, recrearon esta imagen…

Por eso, cuando los más pequeños cumplieron el tercer aniversario de una vida sana y
plena, nadie tuvo dudas sobre cómo debía celebrarse. La cinta dorada en sus manos es
un símbolo de oncología pediátrica. Desafortunadamente, no todas las niñas se
recuperaron sin consecuencias. Rian, la mayor de las tres, perdió el cabello para
siempre, tiene un notable retraso en el crecimiento y desarrolló insuficiencia renal.
Pero ella está viva y sabe disfrutar la vida como nadie…

La propia Laura dice que no sólo le gusta trabajar con estas princesitas, sino que
siente que de esta manera transmite un mensaje importante a la gente, les hace mirar
lo que la mayoría de las veces permanece en las sombras.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Pagina-interesante