La camarera se echó a llorar después de recibir una propina de una mujer soltera, y he aquí por qué

Desde el comienzo de la pandemia, las visitas a los restaurantes a veces se han
convertido en un verdadero lujo, y muchos meseros recibieron propinas simplemente
cósmicas. Pero esta vez no se trataba de la fabulosa cantidad.

La camarera se echó a llorar después de recibir una propina de una mujer soltera, y he aquí por qué

Cuando los restaurantes abrieron por primera vez después de todos los cierres,
algunos visitantes convirtieron su visita en unas verdaderas vacaciones.
Literalmente desperdiciaron dinero, dejaron propinas lujosas. Un invitado incluso
le dio una propina al mesero de $ 2021, una cantidad simbólica. Pero, no importa
lo agradable que sea recibir una cantidad impresionante de dinero por encima de
la factura, a veces un agradecimiento sincero significa mucho más.

Para Megan King era el turno habitual de los domingos: 17 horas de pie, toma un
pedido, pásalo a la cocina, pregunta si te gustó todo y si necesitas algo más,
trae la cuenta, trae el cambio… Sobre la mitad del día que una anciana entró al
restaurante. Parecía un poco confundida, pero en general no era diferente de los
visitantes comunes. Megan tomó la orden y fue a la cocina.

La camarera apreció su comunicación como agradable, pero no vinculante: una pequeña
charla cortés, nada más. La mujer dijo que tiene 70 años, y este es su lugar
favorito, aunque no ha estado mucho tiempo aquí. Comió pensativamente, e incluso a
King le pareció que a la dama no le gustaba la cocina. Más tarde, la niña lamentó
no haber estado más atenta. Las personas mayores a menudo se sienten solas, y la
pandemia las ha vuelto aún más solitarias: esto fue filmado por un amable británico.
Y envió el dinero a la caridad.

La camarera se echó a llorar después de recibir una propina de una mujer soltera, y he aquí por qué

Cuando el cliente se fue, dejó una tarifa: $11 en la cuenta y tres dólares en propinas.
Parecería una cantidad pequeña, ¡pero casi el 30% de la factura! Tres papeles arrugados
de un dólar cada uno y un pequeño billete que hizo llorar a la niña. La niña se
conmovió tanto con este mensaje que tuvo que encerrarse en el baño por un tiempo,
llorar y arreglarse el maquillaje.

“Muchas gracias por su amable servicio”, decía la nota. “Es la primera vez que salgo
a comer sola desde que murió mi esposo. Esperaba poder superarlo”.

Más tarde, Megan pensó que el silencio de la señora, sus pausas para comer eran una
invitación. Quería hablar, para aliviar el alma de alguien. Pero la niña no entendió
esto. La camarera decidió compartir esta increíblemente conmovedora historia en su
Twitter. “Esta historia es muy triste, pero al mismo tiempo dulce”, comentó un lector.
“Solo quiero abrazar a quien escribió esta nota”.

La camarera se echó a llorar después de recibir una propina de una mujer soltera, y he aquí por qué

Algunas personas decidieron por la foto que la señora le había dejado a la niña solo
un dólar de propina y la acusaron de ser tacaña. Pero Megan explicó que esto está lejos
de la verdad. Algunos de sus invitados mayores, de hecho, viven con un pequeño ingreso
fijo. Pero intentan dar la mayor propina posible, y siempre son bienvenidos, sin
importar cuántas propinas dejen.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Pagina-interesante