La linda reacción de la pequeña cuando la sorprendieron en su fiesta de cumpleaños. Su cara lo dice todo

En un acogedor barrio suburbano, se están realizando los
preparativos para una fiesta de cumpleaños especial.

Sarah, una dulce niña con grandes ojos marrones y una sonrisa
contagiosa, cumple seis años. Sus padres, el señor y
la señora Thompson, han estado planeando una fiesta sorpresa durante semanas.
La linda reacción de la pequeña cuando la sorprendieron en su fiesta de cumpleaños. Su cara lo dice todo

La mañana del cumpleaños de Sarah, sus padres la despiertan muy emocionados.

Le dicen que tienen planeado un día especial, pero mantienen
la fiesta sorpresa en secreto. La emoción de
Sarah se desborda al imaginar las sorpresas que le esperan.

Durante el día, Sarah disfruta de sus actividades favoritas,
desde jugar en el parque hasta hornear galletas con su mamá.
Pero a medida que pasa el día, nota que sus
padres susurran e intercambian miradas secretas.

La linda reacción de la pequeña cuando la sorprendieron en su fiesta de cumpleaños. Su cara lo dice todo

A medida que se acerca la noche, los padres de Sarah
la llevan con los ojos vendados a su patio trasero.
El corazón de Sarah late fuerte de emoción. De repente, sus padres gritan: »

¡Sorpresa!» y le quitan la venda.

Frente a ella hay un patio bellamente decorado,
lleno de globos de colores, adornos y una mesa llena de regalos.

Los amigos y familiares de Sarah aparecen detrás
de los arbustos y árboles, aplaudiendo y celebrando por ella.

Al principio, Sarah se queda atónita y en silencio,
con los ojos muy abiertos por el asombro.

La linda reacción de la pequeña cuando la sorprendieron en su fiesta de cumpleaños. Su cara lo dice todo

Entonces, una enorme sonrisa se dibuja en
su rostro al darse cuenta de lo que está pasando.

Se arroja en brazos de sus padres, invadida
por la alegría y el agradecimiento.

El resto de la velada es un torbellino de risas, juegos y tarta.

Sarah abre sus regalos con emoción, cada uno más delicioso que
el anterior. Pero, sobre todo, aprecia el amor y la
consideración que se pusieron en la planificación de su fiesta sorpresa.

Cuando la fiesta llega a su fin y los invitados comienzan a irse,
los padres de Sarah la arropan en la cama y le dan un beso de buenas noches.

Mientras se duerme, Sarah no puede dejar de sonreír,
recordando la adorable reacción en su rostro
cuando fue sorprendida en su fiesta de cumpleaños.

Su corazón está lleno al saber que está rodeada de tanto amor.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Pagina-interesante