La pareja estaba feliz, pero después de mucho tiempo sucedió lo inesperado… su hijo los abandonó

Anna luchó por tener un hijo. Visitaron a muchos médicos
y probaron de todo, pero no pudieron concebir.
Al final, tuvieron que recurrir a medidas extremas
y adoptaron a un niño de un orfanato. Después de
seis meses de trámites, dieron la bienvenida a
su casa a un hijo nombrado. Era un niño sano y
feliz, y pronto empezó a llamarlos “mamá” y “papá”.
Empezó el jardín de infancia cuando tenía tres años y todo parecía ir bien.
La pareja estaba feliz, pero después de mucho tiempo sucedió lo inesperado… su hijo los abandonó

Sin embargo, Jane anunció más tarde que estaba embarazada,
lo que trajo una inmensa alegría a la familia. Ahora,
la mayor parte de su atención se ha centrado en el
recién nacido, Sergey. Borya se sintió abandonado
y pidió a sus padres que jugaran con él, pero
ellos todavía estaban preocupados por el nuevo bebé.

“Mamá, juega conmigo”, dijo.
“Vete, ¿no ves que estoy tratando de calmar a tu hermano? Ella respondió.

“Papá, juega conmigo”, intentó con su padre.
“Aburrimiento, aquí tienes papel y lápices de colores.
No molestes a tu padre, estoy preparando la cena”, respondió Bore.

El pequeño Borya no podía entender por qué sus padres
dejaban de jugar, hablar, caminar o leerle cuentos por
las noches. Más tarde, Sveta tuvo una conversación con
Sasha, sugiriendo que no tenían suficiente dinero
y que dos niños eran demasiado para manejar.

La pareja estaba feliz, pero después de mucho tiempo sucedió lo inesperado… su hijo los abandonó

Se decidió enviar a Borya de regreso al orfanato.
Sin embargo, esa misma noche, Sergey cayó gravemente
enfermo. Su temperatura se disparó y los médicos no
encontraron signos de infección o inflamación. Sasha
comenzó a reunir todos los documentos necesarios para
enviar a Borya de regreso al orfanato, pero Sveta
seguía llamándolo desde el hospital,
llorando y sin saber qué hacer con su hijo.

Sasha le pidió a su madre que cuidara temporalmente
a Borya mientras él se apresuraba al hospital.
Borya finalmente recibió la atención
que le faltaba por parte de sus padres.

La pareja estaba feliz, pero después de mucho tiempo sucedió lo inesperado… su hijo los abandonó

Esa noche, cuando la condición de Sergey mejoró,
Sasha miró los documentos de adopción y se dio
cuenta de lo que estaban a punto de hacer. Rompió los papeles.

“Sasha, ¿estás loca? Dios nos envió un niño y
ahora que hemos decidido renunciar a Borya,
¿quieres destruir la vida de Sergey? Ella exclamo.

Sasha rompió los papeles en pedazos y respondió: “Lo siento, hijo. »

Borya, medio dormido, preguntó: «¿Qué pasó, papá?» »

Al final, decidieron quedarse con Borya,
al darse cuenta de que ambos niños eran una bendición en sus vidas.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Pagina-interesante