“Mi suegra ‘de buen humor’ me exigió una prueba de paternidad para estar segura de que Yurko es su nieto. Pero al hacerlo, arruinó a su propia familia

Después de nuestra boda, mi esposo y yo decidimos
vivir con sus padres en un departamento de cuatro
habitaciones para ahorrar para nuestra propia casa.
Vivíamos todos juntos, en armonía y paz, sin discusiones
ni conflictos. Un año después nació nuestro hijo Yuri y
casi habíamos ahorrado suficiente dinero para nuestra propia casa.
“Mi suegra ‘de buen humor’ me exigió una prueba de paternidad para estar segura de que Yurko es su nieto. Pero al hacerlo, arruinó a su propia familia

Al tercer día después del nacimiento de Yuri, mi
suegra tomó demasiadas copas de vino y en ese
estado me dijo que estaba convencida de que Yuri
no era biológicamente hijo de su hijo, mi marido.
Incluso me exigió que me hiciera una prueba de
paternidad para demostrar su punto. Para que
sea justo, sugerí que mi suegro también
se sometiera a este procedimiento.

“Mi suegra ‘de buen humor’ me exigió una prueba de paternidad para estar segura de que Yurko es su nieto. Pero al hacerlo, arruinó a su propia familia

Al día siguiente nos hicimos la prueba y una
semana después mi esposo recibió los resultados.
Permaneció en silencio mientras leía los periódicos
y de repente se los arrojó a su madre antes de tomarnos
a nuestro hijo y a mí de la mano y llevarnos a nuestro dormitorio.

“Mi suegra ‘de buen humor’ me exigió una prueba de paternidad para estar segura de que Yurko es su nieto. Pero al hacerlo, arruinó a su propia familia

Explicó que los resultados de las pruebas mostraron lo
siguiente: Yuri era efectivamente su hijo, pero mi
suegro no era su padre biológico. Me sentí culpable
por sugerir impulsivamente la prueba con ira,
lo que había llevado a la ruptura de nuestra familia.
Mi suegro solicitó el divorcio. La irracionalidad y
los celos de mi suegra finalmente destruyeron la felicidad de su familia.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Pagina-interesante