Primero la madre abandonó a los niños, luego el padre. Pero se encontró un alma bondadosa y se encargó de ello… mira cómo son estos milagros

Nunca sabes cómo resultará la vida, pero siempre esperas lo mejor.
Fedir y Masha vivieron en un matrimonio legal durante
cinco años y durante ese tiempo tuvieron un hijo llamado Misha.

Recientemente, Misha cumplió tres años y Masha estaba embarazada nuevamente.
Fedir se dio cuenta de que tenían que hacer cambios porque no podían
permitirse otro hijo. Consiguió un nuevo trabajo y comenzó a viajar
diariamente al trabajo porque la paga era decente y le gustaba.
Con poco más de un mes antes del nacimiento de su próximo hijo, Fedir tuvo que irse.

Primero la madre abandonó a los niños, luego el padre. Pero se encontró un alma bondadosa y se encargó de ello... mira cómo son estos milagros

Masha estaba molesta, pero Fedir insistió en que necesitaban el
dinero, así que se fue. Un mes después, cuando Fedir volvió a casa,
no había nadie allí. Llamó a la vecina, Petrivna, una anciana que
vivía cerca, quien le dijo que su esposa había dado a luz mellizos
y los había dejado en la sala de maternidad, dejándole una nota.

Desconcertado, Fedir fue al hospital, donde el director médico le explicó todo.
A su esposa le habían aconsejado que no renunciara a los bebés,
pero decidió hacerlo de todos modos. Fedir logró llevar a los gemelos a
casa y los llamó Kolya y Tolya. Sin embargo, no sabía
qué hacer a continuación y le pidió consejo a Petrivna.

Primero la madre abandonó a los niños, luego el padre. Pero se encontró un alma bondadosa y se encargó de ello... mira cómo son estos milagros

Ella sugirió contratar a una mujer joven en el primer piso con
antecedentes educativos que estaba buscando trabajo.
Fedir se arriesgó a ofrecerle el trabajo y, después de un poco de persuasión, ella lo aceptó.
La joven, Natasha, se encariñó con los niños y se convirtió
en una parte esencial de sus vidas. Con el tiempo,
Fedir le propuso matrimonio a Natasha y formalizaron legalmente
la tutela de los niños. Vivían felices juntos y Natasha crió
a los niños como si fueran suyos. Un día, Fedir regresó con
una revelación impactante. Se había enamorado de otra persona y se iba.

Primero la madre abandonó a los niños, luego el padre. Pero se encontró un alma bondadosa y se encargó de ello... mira cómo son estos milagros

Natasha le rogó que no se llevara a los niños y él prometió no hacerlo,
reconociendo que ella era su madre legal. Fedir les dejó el apartamento como dote,
pero le pidió a Natasha que les dijera a los niños que era un buen padre.
Para protegerse a sí misma ya los niños, Natasha vendió el departamento
y compró una casa nueva en otra área. Vivían felices como una familia,
y los niños consideraban a Natasha como su verdadera madre.

Primero la madre abandonó a los niños, luego el padre. Pero se encontró un alma bondadosa y se encargó de ello... mira cómo son estos milagros

Años después, Fedir regresó inesperadamente, buscando dinero y
reclamando sus derechos como padre. Trató de llevárselos, pero
los chicos se pusieron del lado de Natasha, expresándole su amor y lealtad.
Le dijeron que ya no lo necesitaban y lo escoltaron. La habitación se
llenó del calor de un amoroso corazón maternal.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Pagina-interesante