Un hombre soltero pidió un deseo navideño para finalmente formar una familia y encontró al bebé en su porche a la mañana siguiente

“¡Es Navidad, Marty! ¿Te apetece una bebida caliente?
Martin se dio unos golpecitos en el pecho,
contemplando la calle iluminada desde su balcón.

El viento agitaba las ramas de los pinos, lo que le hacía temblar,
agarrando su acogedor abrigo mientras observaba a los niños
intercambiando alegremente bolas de nieve.

Un hombre soltero pidió un deseo navideño para finalmente formar una familia y encontró al bebé en su porche a la mañana siguiente

Los copos de nieve giraban como ángeles festivos y aterrizaban
delicadamente sobre el suelo nevado, lo que llevó
a Martin a reflexionar de una manera peculiar.

Al recordar los relatos de milagros y deseos de su abuelo,
Martin, sin sentirse demasiado viejo, escribió su deseo en un papel.
Doblando la nota en un globo en forma de corazón,
anhelaba tener una esposa y un hijo amorosos para la próxima Navidad.

Con la esperanza en los milagros, Martín soltó el globo,
sin saber que un milagro ya estaba cerca.

Un hombre soltero pidió un deseo navideño para finalmente formar una familia y encontró al bebé en su porche a la mañana siguiente

Satisfecho con la deliciosa comida, Martin regresó al
balcón y contempló la tranquila ciudad. Todos los
hogares irradiaban alegría navideña, excepto el suyo.

Criado por su abuelo después de perder a sus padres,
Martin cargó con el peso del negocio familiar.
A pesar de ser rico, joven y guapo, dudaba del
amor genuino y sospechaba que las mujeres lo valoraban por su riqueza.

Un hombre soltero pidió un deseo navideño para finalmente formar una familia y encontró al bebé en su porche a la mañana siguiente

“Su corazón permaneció invisible”, reflexionó Martín.
Absorto en el trabajo, soñaba con formar una familia.
A la mañana siguiente, un niño dormido en la puerta de
su casa se convirtió en un inesperado regalo de Navidad del destino.

“¡Feliz Navidad, Marty!” exclamó al encontrar al niño.
La policía identificó a la madre del niño, quien admitió
el secuestro. Inicialmente enojado, Martin, al darse
cuenta de la importancia de la familia, se disculpó
y decidió celebrar la Navidad con Aubrey, una nueva amiga.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Pagina-interesante