“Un policía ayudó a una mujer de 96 años con una silla de ruedas y recibió un agradecimiento inesperado

Cuando una anciana indignada exigió hablar con el
“funcionario de mayor rango de esta comisaría”, el sheriff temió lo peor.

Los policías de pueblos pequeños no tienen mucho
trabajo que hacer, a menos que un perro se pierda
o una cabra caiga a un desagüe pluvial. Entonces,
por supuesto, hay que sudar. O tienes que ayudar
a una anciana que tiene una rueda pinchada y algo
golpea debajo del capó. Así fue como Kevin ayudó
a la señora estadounidense de 94 años, y esta ayuda
fue la razón por la que la señora decidió contarle
a sus superiores sobre él a toda costa.

“Un policía ayudó a una mujer de 96 años con una silla de ruedas y recibió un agradecimiento inesperado

Dolly Trent, enojada, llamó a la comisaría y exigió
hablar con el sheriff en persona. Su tono confundió
al operador y asustó al chef. Todos esperaban lo peor:
temían que uno de los empleados hubiera cometido un
error o hubiera ofendido de alguna manera a una
señora respetable. Pero resultó que ella sólo
quería restablecer la justicia. Quería que el
jefe de Kevin supiera absolutamente qué
maravilloso oficial de policía estaba bajo su mando.

“Conocí a un ángel, sí, sí, ¡un ángel! repetía la anciana.

“Un policía ayudó a una mujer de 96 años con una silla de ruedas y recibió un agradecimiento inesperado

Dolly Trent, de 94 años, conducía su automóvil
cuando sufrió un pinchazo. El coche se detuvo y
la anciana no pudo hacer frente a la sustitución,
a pesar de que tenía una rueda de repuesto y no la había.
Pero el oficial de policía Kevin ya corría en su ayuda.
La mujer describió con admiración su comportamiento:
cómo se tumbaba directamente en el suelo para mirar debajo del capó del coche.

Kevin quería asegurarse de que no hubiera daños y
que el automóvil fuera seguro de usar. Se metió
directamente debajo del capó – Dolly quedó impresionada
– ¡directamente debajo del capó de su auto bajo!
¡Un coche muy bajo! Una anciana estadounidense quería
saber cómo le agradecería la policía a un hombre tan maravilloso.

“Un policía ayudó a una mujer de 96 años con una silla de ruedas y recibió un agradecimiento inesperado

El sheriff la escuchó en silencio. Quedó increíblemente
conmovido por la gratitud de Dolly por un pequeño acto
de bondad que es tan fácil de pasar por alto. Llevó a
su suplente y ambos fueron a visitar a la anciana para
presentarle sus respetos. La mujer ya los estaba esperando;
Había preparado una canasta de regalo que quería darle
a Kevin como muestra de gratitud por sus esfuerzos.

“Un policía ayudó a una mujer de 96 años con una silla de ruedas y recibió un agradecimiento inesperado

El sheriff no quedó endeudado y le dio a Dolly una
«moneda del sheriff». Este es un recuerdo simbólico
que significa reconocimiento al trabajo del sheriff
para mantener la paz. Por otra parte, da membresía a
un «club» informal de amigos de la policía. En un lado
está dibujada una «delgada línea azul», símbolo que une
a los agentes de policía de todo el mundo, y una placa
policial, y en el otro lado está escrito el juramento
de un agente de policía. Fue un gran honor recibir
semejante regalo y Dolly quedó absolutamente encantada.

De vez en cuando, la policía tiene que hacer «algo más que
su trabajo», y es fantástico cuando estas personas muestran
su indiferencia: rescatar niños o encontrar anillos de boda
perdidos. Parece que eso es lo que deberían hacer los defensores del pueblo.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Pagina-interesante