Una abuela fallecida dejó una piñata para el cumpleaños de su nieto pobre: de ella se cayó algo muy extraño

Hoy, en el despacho de abogados, Pablo, finalmente adulto, se entera de
la herencia que le dejó su abuela. Espera la casa de su infancia y una
pequeña suma, pero el abogado lo sorprende gratamente mencionándole un
regalo especial: una piñata que su abuela dejó para compensar los cumpleaños perdidos.

Una abuela fallecida dejó una piñata para el cumpleaños de su nieto pobre: de ella se cayó algo muy extraño
Pablo sonrió, pero las emociones se apoderaron de su garganta, impidiéndole
hablar. Las piñatas creadas por su abuela se hicieron populares entre sus
amigos, tomando la forma de personajes famosos y llenas de deliciosos dulces.
La idea de que ella le prestara especial atención
en los últimos días de su vida era emocionante.

«Esto es increíble. Gracias señor Collado”, dijo Pablo levantándose y
estrechando la mano del abogado. Habiendo recibido
las llaves de la casa, decidió mudarse de inmediato.

Una abuela fallecida dejó una piñata para el cumpleaños de su nieto pobre: de ella se cayó algo muy extraño

Sarah se alegró por él, fortaleciendo su vínculo con el adolescente después
de una gran pérdida. Pero ahora ha llegado el momento de que Pablo salga
al mundo y elija su propio camino. No fue a la
universidad y la cuestión de qué hacer quedó abierta.

Unos días después, con la ayuda de Sarah y sus amigos, Pablo completó
la mudanza. Para celebrar el momento, organizó una fiesta, invitando a
amigos, vecinos y a Sarah. Mientras destruía la piñata del burro, descubrió
algo inesperado: una antigua llave de metal que es un misterio para todos.

Pablo tuvo un sótano cerrado con llave en la casa de su abuela durante
muchos años. Después de mudarse, consideró llamar a un cerrajero para
que la abriera, pero nunca tomó una decisión. Hace mucho tiempo, Pablo
le preguntó a su abuela sobre el contenido del sótano, pero ella
respondió crípticamente que lo averiguaría cuando fuera necesario.

Una abuela fallecida dejó una piñata para el cumpleaños de su nieto pobre: de ella se cayó algo muy extraño

Finalmente llegó ese día. Pablo decidió buscar respuestas, pero quería
mirar a su alrededor solo. Tomó la llave, la guardó en su
bolsillo y, agitando la piñata, compartió los dulces en la
fiesta. Cuando todos se hubieron ido, se dirigió a la puerta
del sótano, insertó la llave y, tras algunas dificultades, la abrió.

Encendiendo la luz, Pablo bajó las escaleras y descubrió el
olor a humedad. Había cajas, cofres y maletas por todas partes.
A primera vista no había nada inusual, pero al examinar el
contenido descubrió joyas antiguas y recuerdos familiares, lo que le sorprendió.

Una abuela fallecida dejó una piñata para el cumpleaños de su nieto pobre: de ella se cayó algo muy extraño

La sala estaba llena de pilas de álbumes, numerados por década
y enmarcados para revelar un árbol genealógico. Al leer los
numerosos nombres, se sintió orgulloso, sintiendo que
no estaba tan solo en este mundo.

Finalmente, en una de las maletas encontró el uniforme de
su abuelo, fotografías de su servicio y mucho más. Las
fotografías mostraban que su padre, su abuelo y su bisabuelo
participaron en la extinción del incendio. Una foto de su
madre en particular me conmovió: ¡y ella trabajaba en el departamento de bomberos!

Una abuela fallecida dejó una piñata para el cumpleaños de su nieto pobre: de ella se cayó algo muy extraño

También había un recorte de periódico sobre la heroica muerte
de sus padres en un incendio forestal. Adoptó la antigua forma de
su abuelo y algo cambió en él. Fue el llamado del destino. Una nueva
confianza se apoderó de él y la semana siguiente se inscribió en
un curso de formación en el departamento de bomberos. Se prometió
a sí mismo que cuando llegara el momento de formar una familia,
sus hijos sabrían la verdad sobre la herencia familiar.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Pagina-interesante